Minimizar el peso, aumentar la rigidez

C:68 Carbon Technology

C:68 es una tecnología de carbono altamente innovadora con un menor contenido de resina y una mayor cantidad de fibra. Un 68 % de fibra y las minúsculas nanopartículas de la resina minimizan el peso y aumentan la rigidez al mismo tiempo.

SVG-Animation
Menos resina, más fibra

Tecnología de carbono

Proceso de fabricación: el proceso de fabricación altamente específico combina nuestras técnicas Advanced Twin Mold y Zero con los materiales adecuados para crear el cuadro de fibra de carbono más ligero del mercado. Advanced Twin Mold es un proceso de fabricación especial. Hemos minimizado las superposiciones innecesarias mediante un ajuste preciso de las regiones superpuestas de las capas de carbono individuales durante el proceso de producción monocasco. El resultado es un cuadro sin pesos innecesarios: cada gramo cuenta. Además, durante el proceso de fabricación colocamos un núcleo sólido en el centro del marco que retiramos cuando el cuadro está listo. De esta manera, reducimos la acumulación de material doblado y aumentamos la seguridad e integridad de nuestros cuadros más ligeros.

Cero significa que no usamos componentes aglutinados en el cuadro a menos que sea absolutamente necesario. Cada material tiene sus propias características y combinar diferentes materiales tiene sus riesgos. Por eso, no usamos componentes de aluminio aglutinado como cajas de pedalier o casquillos de rodamiento en ninguno de nuestros cuadros C:68. La excepción que confirma la regla son los casquillos de rodamiento, que tienen que ser de aluminio (en lugar de carbono) para garantizar su durabilidad. Con esta perspectiva minimalista, reducimos el peso del cuadro C:68 y restringimos los posibles puntos débiles: ¡una bicicleta CUBE tiene que durar muchos años!

Spread Tow Material

Proceso de fabricación

Obviamente, los materiales escogidos son tan importantes como el proceso de fabricación. Solo podemos fabricar carbono C:68 de alta calidad si combinamos las mejores materias primas. Conseguir un contenido en carbono tan extremadamente alto (68 %) implica minimizar la resina que une las fibras entre sí. Hemos reducido el espacio entre las fibras aplicando material Spread Tow (cintas de refuerzo), algo que ha sido posible gracias a la estructura plana de los haces de fibras. No son redondos, pero disponen de una sección transversal estirada, de manera que se generan menos brechas y la resina tiene menos espacios que cubrir. Gracias a la estructura biaxial, podemos colocar las capas de fibras en dos direcciones diferentes dentro de una única capa, reduciendo hasta en un 25 % el grosor de sus paredes sin comprometer la rigidez o durabilidad del cuadro.

Seguras y robustas

Nanopartículas dispersas

Las fibras Ultra High Modulus —utilizadas hasta hace poco únicamente en aplicaciones especializadas como la fabricación de satélites— contribuyen a conseguir un extraordinario grado de rigidez sin aumentar el peso. Añadir las nanopartículas dispersas al sistema de la resina mejora la durabilidad de un cuadro C:68 a un nivel que se consideraba imposible hasta el momento. Un sistema de resina convencional puede dañar la interfaz de las capas de fibra individuales cuando se somete a fuerzas externas extremas, como las que se generan durante un impacto. Sin embargo, estas fuerzas no son capaces de separar las nanopartículas integradas en la resina. ¿El resultado? La resistencia interna a daños —y, por tanto, la durabilidad general— del cuadro han mejorado en gran medida. Es muy importante tener esta realidad en consideración en una estructura ultraligera, porque nos permite fabricar una bicicleta ligera y rígida sin reducir su seguridad y robustez. Una combinación de material de carbono High Modulus Spread Tow (cintas de refuerzo con un alto módulo), nanopartículas distribuidas uniformemente y fibras Ultra High Modulus (módulo de elasticidad ultra alto) es la receta que da lugar al material del nuevo cuadro: C:68.