TEAMLINE

Competir no es cuestión de ganar o perder gracias a la velocidad que alcanzas en los últimos metros recorridos. Trabajamos juntos todo el día, manteniendo el pelotón a raya y retrocediendo en la escapada. No se trata de parecer un equipo, sino de actuar como uno. Ahora es mi turno en la cabecera —lucho contra el viento, con la cabeza gacha, las manos en los descensos, la mirada fija en la potencia y el equipo a mis espaldas. 100 metros, 300 metros y vuelta a atrás: vamos avanzando en formación de fila india. El tejido italiano y el acolchado Skyving® ofrecen mayor comodidad en los descensos para disfrutar de un confort más duradero y, con ello, de mayor energía durante la carrera. El sol pega fuerte y mi corazón late al máximo, pero el maillot y el culote corto a juego evitan que me sobrecaliente. Ahora, la última vuelta, la última curva, una última vez con el viento de cara. Todo funciona con la precisión de un reloj: con mi equipo y mi TEAMLINE.

MORE SERIES