EDGE

Anoche metiste todo tu equipo en la caravana y te pusiste en camino hacia el bike park con tus compañeros. Ahora es el momento de un buen desayuno al aire libre. Aún es lo suficientemente temprano como para coger la primera silla del día. Pero de momento te limitas a disfrutar con la sensación del sol de la mañana sobre tu piel y el olor del café recién hecho. Buscas tu forfait, las llaves del coche y la barrita de muesli y lo guardas todo en los bolsillos de tus pantalones junto con tu teléfono –por si acaso–. El remonte está envuelto en la niebla matinal, pero a medida que vas llegando a lo más alto, el sol va asomándose por encima de la montaña. ¡Tu motivación está por las nubes! El grupo comienza a lanzarse al primer recorrido del día y pueden oírse vuestros gritos de entusiasmo desde bien lejos. Tu bici no es la única que tiene que enfrentarse a los rigores de la pista. Tu equipamiento debe ser capaz de ofrecer un 100% de rendimiento hasta el final del día. Ha sido un día genial y te hundes en tu cama agotado pero sonriente: porque sabes que mañana podrás repetir...

MORE SERIES