AFTER RACE

Relájate con estilo.

Es la última recta: la conquista de los últimos metros. Me detengo, bajo de la bici y la apoyo en las barreras de seguridad antes de dejarme caer exhausto sobre la hierba. La sangre todavía recorre mis oídos y el corazón me va a mil. El sprint final fue duro, mis horas de entrenamiento merecieron la pena. No podría haberlo hecho mejor. Después de muchos empellones para lograr una buena posición, salté sobre la rueda exacta y recorrí los últimos metros a tope. Grandes piernas, gran equipo, gran día. Busco la camiseta y la sudadera: no quiero enfriarme demasiado y perderme la carrera de la semana que viene por un catarro. Reina un ambiente de euforia: ¡qué gran final para un fin de semana! Es la hora de poner las piernas en alto y disfrutar de una tarde relajada.

MORE SERIES