Minimizar el peso, aumentar la rigidez

CUBE High Performance Aluminium

Cuadros de alto rendimiento: una estética elegante desde los cimientos

El aluminio de alto rendimiento está diseñado para aplicaciones de alta gama. Logramos una resistencia superior recurriendo al uso de una aleación especial combinada con un tratamiento térmico de endurecimiento. El triple o incluso cuádruple conificado del aluminio en bruto nos permite usar una cantidad de material mínima, porque el grosor de sus paredes se puede ajustar según la carga. Así mismo, usamos formas de tubos hidroformados específicamente diseñadas. La combinación de todos estos procesos de fabricación da lugar a un cuadro rígido, de alto rendimiento y con un aspecto único.

Todos nuestros cuadros de aluminio aportan un menor peso a la bicicleta gracias al uso de nuestro proceso de pintura fresca y, además, los logotipos e inscripciones sobre cuadros pulidos o mate están protegidos con varias capas de pintura fresca. El aluminio no solo crea cuadros de alta calidad, sino que nos permite desarrollar conceptos innovadores como nuestro portabultos trasero integrado. Lanzado al mercado en 2014, se convirtió en un éxito inmediato entre vendedores y críticos del sector. Al formar parte integrante del cuadro, el portabultos aumenta la rigidez de la estructura y conserva su look elegante. Además, nos encargamos de diseñarlo para que fuese versátil y ampliable: es posible acoplar bolsas, sistemas de sujeción y cestos de forma rápida, fácil y segura.

Siempre está por encima de la media: conformación mecánica avanzada

El cuadro Superlite de aluminio de gran resistencia y tratado térmicamente es rígido, resistente a la corrosión y reduce la fatiga sobre dos ruedas. Los tubos de doble conificado con paredes finas están concebidos para crear una estructura del cuadro más sencilla con unas propiedades extraordinarias de extensión y rigidez. Nuestro proceso avanzado de conformado mecánico exclusivo nos permite corregir las características de los tubos sin procesos de soldadura tediosos y complejos. Se trata de un método de fabricación que mejora tanto la estética como las prestaciones: todas las partes salen ganando. Los tubos con varios perfiles permiten producir un cuadro de aluminio que es más ligero y rígido.