Aunque algunas personas compran bicicletas carísimas y se lanzan a pedalear sin pensárselo dos veces, a mí me gusta ir más allá antes de tomar una decisión. Quiero disfrutar de mi nueva bici durante muchos años, por lo que protejo la pintura frente a suciedades agresivas y arañazos con piezas de protección de alta calidad. Se integran a la estética general sin perjudicar a las prestaciones. Mi bici parece nueva incluso después de llevar un mundo de kilómetros a sus espaldas.

MÁS PRODUCTOS